Nulidad de intereses moratorios de préstamos | Vexo Abogados

¿Cuándo se pueden considerar nulos los intereses moratorios de préstamos al consumo?

Los intereses retributivos o remuneratorios en un préstamo son el beneficio o contrapartida convenida por las partes a favor del prestamista o acreedor por razón del capital prestado, y están  previstos para el cumplimiento de la obligación.

Para calificar si una cláusula es o no abusiva hay que acudir al ordenamiento jurídico interno integrado por la legislación en materia de consumo, la Ley para Defensa de los Consumidores y Usuarios de 1984, en su artículo 10 bis establece:

“Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente en contra de las exigencias de la buena fe que causen, en perjuicio del consumidor, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato”.

¿Cuándo se inició el control de oficio de las cláusulas que tengan carácter abusivo?

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 27 de Junio de 2000, ya señaló que:

“el objetivo perseguido por el artículo 6 de la Directiva que obliga a los Estados miembros a prever que las clausulas no vinculen a los consumidores, no podría alcanzarse si estos tuvieran que hacer frente a la obligación de plantear por si mismos el carácter abusivo de dichas cláusulas (…) solo podrá alcanzarse una protección efectiva del consumidor si el Juez nacional está facultado para apreciar de oficio dicha cláusula”

Es decir, la protección efectiva del consumidor frente a las cláusulas abusivas solo se alcanzará cuando el Juez nacional pueda apreciar la abusividad de dichas cláusulas de oficio.

En nuestro ordenamiento jurídico el R.D. Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, el artículo 83 establece:

  • Las cláusulas abusivas serán nulas de pleno derecho y se tendrán por no puestas.
  • La parte del contrato afectada por la nulidad se integrará con arreglo a lo dispuesto en el artículo 1.258 CC y al principio de buena fe objetiva.

De forma contraria al espíritu de la Directiva europea, nuestro ordenamiento jurídico prevé que una vez declarada la abusividad de una cláusula y la consiguiente nulidad de la misma, ésta se integrará de conformidad a lo previsto en el artículo 1.258 CC y al principio de buena fe objetiva.

La Sentencia de 14 de Junio de 2012 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció respecto al citado artículo 83 del R.D. 1/2007, concluyendo que en aquellos casos en los que el Juez nacional declarase la nulidad de una cláusula por abusiva, la facultad de integrar dicho contrato modificando el contenido de la cláusula abusiva es contrario al artículo 6.1 de la Directiva 93/13 CEE, es decir, los jueces nacionales están obligados únicamente a dejar sin aplicación la cláusula contractual abusiva, a fin de que ésta no produzca efectos vinculantes para el consumidor, sin estar facultados para integrar el contenido de la misma.

En consecuencia, el contrato subsistirá suprimiendo aquellas cláusulas que sean declaradas abusivas, siempre que en virtud de las normas del Derecho interno, tal persistencia del contrato sea jurídicamente posible.

La Disposición Adicional 1ª LGDCU, considera abusivas las cláusulas de imposición de crédito para descubiertos en cuenta corriente que superan los límites que establece que el artículo 19.4 de la Ley de 7/1995, de 23 de marzo de Crédito al Consumo (aquellas superiores a una tasa anual equivalente a 2’5 veces el interés legal del dinero, límite que se mantiene en la Ley de 16/2011 de 24 de Junio de Contratos de Crédito al consumo, límite que no resulta de aplicación expresa a los contratos de crédito al consumo pero si nos sirve de pauta orientativa para analizar la proporcionalidad de los intereses remuneratorios en otro tipo de operaciones de crédito.

Existe cuantiosa jurisprudencia que declara la nulidad de aquellos intereses remuneratorios que superan en exceso, y de forma notoria, el índice de referencia anteriormente señalado en el año del concierto del contrato y ser desproporcionado. Siguiendo la doctrina jurisprudencial establecida por el TSJUE no cabe integrar las cláusulas declaradas abusivas, ni moderar los intereses abusivos, sino dejar sin aplicación la cláusula nula y su aplicación, careciendo de efectos vinculantes para el consumidor, sustituyendo los intereses remuneratorios establecidos por el interés legal del dinero.

(SAP Madrid 5-17-2013).

logo-footer

SÍGANOS EN:                    

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR