¿Puede considerarse delito el impago de la pensión de alimentos? | Vexo Abogados

El abandono de familia es un delito que se encuentra previsto en el art. 227 del Código Penal, en virtud de dicho artículo incurre en el ilícito:

1.- Aquel sujeto que deja de pagar durante dos meses consecutivos, o seguidos, o cuatro meses no consecutivos, cualquier prestación económica a favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio homologado ante los tribunales o prevista en sentencia, derivada de separación, divorcio, nulidad de matrimonio, procesos de filiación, o procesos de alimentos a favor de sus hijos.

La condena prevista para este tipo delictivo es de tres meses a un año, o multa de 6 a 24 meses.

Siguiendo la doctrina del Tribunal Supremo, Sala 2ª, Sentencia de 3 de abril de 2001, los elementos que integran el tipo delictivo son:

  1. La existencia de una sentencia o resolución judicial firme en la cual se establezca cualquier tipo de prestación económica a favor de un cónyuge o de los hijos del matrimonio.
  2. La omisión del pago por parte del obligado, consistente en el impago reiterado de la prestación económica durante los plazos previstos, es decir, dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos.
  3. Elemento subjetivo, el conocimiento de la resolución judicial y la voluntad de incumplir dicha obligación.

Estamos ante un delito de mera actividad y no de resultado, es decir que basta el simple incumplimiento del obligado, sin que sea necesario que se produzca una efectiva situación de necesidad o falta de medios para el beneficiario de la prestación económica a la que viene obligado.

El elemento subjetivo del delito de abandono de familia consiste en “el conocimiento de la resolución judicial y la voluntad de incumplir la obligación de prestación que se impone”, como se establece en el art. 227.3º CP. En consecuencia, cuando el obligado se encuentre en una situación que le imposibilite el cumplimiento de la obligación impuesta mediante resolución judicial de abonar la prestación económica existiría una ausencia de culpabilidad, o en concreto una causa de inexigibilidad de otra conducta realizada por el sujeto.

Un claro ejemplo lo encontramos ante una situación de desempleo del obligado en la cual no percibe ningún tipo de prestación económica, resultándole imposible el cumplimiento de la obligación judicial de abonar la prestación de alimentos a favor de su descendiente.

 

Siguiendo el criterio jurisprudencial de la Audiencia Provincial de Girona, Sentencia de 25 de marzo de 2002 “si la justificación presentada es suficiente, pese a la subsistencia de la deuda, que, por lo tanto, podrá ser reclamada ante los órganos civiles, se elimina el elemento espiritual de la deuda y, con ello, el dolo o la voluntad de no pagar la pensión, elementos todos que se integran en el apartado subjetivo del tipo penal y que deberán quedar acreditados con suficiencia.”

Cabe destacar dos cuestiones:

 1º.- La absolución del imputado en el delito de abandono de familia debido a la falta de voluntariedad en el incumplimiento, debido a la imposibilidad no supone la condonación de la deuda. La deuda seguirá existiendo y podrá ser efectivamente reclamada ante los órganos jurisdiccionales civiles.

2º.- Le corresponde al imputado justificar su incumplimiento, es decir probar su ausencia de voluntariedad en el incumplimiento de la obligación establecida en sentencia judicial.

3º.- Doctrina y jurisprudencia entienden que el pago parcial de la prestación económica debida (pensión de alimentos) se considera también incumplimiento y, por lo tanto, se habrá realizado el delito de impago de pensiones, dado que no se ha satisfecho la prestación económica establecida en su totalidad.

logo-footer

SÍGANOS EN:                    

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR