Rupturas de parejas de hecho: implicaciones y diferencias con los divorcios | Vexo Abogados
diferencias entre ruptura pareja de hecho y divorcio

La escasa legislación estatal en esta materia se refiere a la unión de hecho sin definirla, y han sido la doctrina y la jurisprudencia las que han ido perfilando el concepto de unión de hecho, pareja estable o convivencia more uxorio.

La convivencia como pareja de hecho es aquella que ha de desarrollarse en régimen vivencial de coexistencia diaria, estable, con permanencia temporal consolidada a lo largo de los años, practicada de forma extensa y pública con acreditadas actuaciones conjuntas de los interesados, creándose así una comunidad de vida amplia, de intereses y fines, en el núcleo del mismo hogar.

La ruptura o separación de la pareja de hecho provoca similares problemas que los derivados de una ruptura matrimonial, aunque el tratamiento, y en algunos casos, los efectos no vayan a ser los mismos. Podemos hablar de dos tipos de efectos:

 

  1. a)  Respecto a los propios convivientes: las cuestiones a debatir judicialmente son prácticamente de índole patrimonial:
  • La liquidación del patrimonio generado durante la convivencia.
  • El derecho a eventual pensión o indemnización como consecuencia de la ruptura.
  • El uso de la vivienda familiar.

 

  1. b)  Respecto a los hijos comunes:
  • Régimen de guarda y custodia.
  • Régimen de visitas.
  • Pensiones de alimentos.

 

En lo que respecta a las consecuencias personales y paternofiliales consecuencia de la separación de una pareja de hecho, se establece la igualdad entre hijos matrimoniales  y no matrimoniales  (art. 108, CC). Por tanto, no existe ninguna diferencia en cuanto a las relaciones paternofiliales, exista matrimonio o no, incluso en supuestos en que los progenitores no hayan nunca formado una pareja estable.

El régimen jurídico de la filiación  es idéntico ya sea aquella matrimonial o no matrimonial (art.14, CE), y el conjunto de derechos y funciones propios de la patria potestad es idéntico en ambos casos. Por otro lado, las relaciones paterno filiales son materia de ius cogens, y por lo tanto excluidas de la disposición de los progenitores.

Te puede interesar: ¿Qué documentación necesito para iniciar los trámites de divorcio?

En lo que respecta a las consecuencias patrimoniales de la ruptura de una pareja de hecho, salvo lo expresamente regulado en las distintas legislaciones autonómicas, se ha seguido en general la doctrina del Tribunal Supremo mediante diversas interpretaciones:

  1. En primer lugar ha de acudirse para la resolución de conflictos en esta materia a la existencia de pactos, llevados a cabo al inicio o durante la convivencia, que regulen los aspectos económicos de la unión y de su cese.
  2. A falta de estos pactos, en la generalidad de los casos se ha optado entre:
  3. La afirmación de la existencia de un patrimonio común, derivado de una sociedad civil, o incluso de una comunidad de bienes derivada de la voluntad expresa o tácita de las partes.
  4. Aplicación de otras soluciones legales de carácter general que operan con independencia de la voluntad, expresa o tácita, de los integrantes de la pareja de hecho, cuando la ruptura de la convivencia ha causado un perjuicio económico a uno de los miembros de la misma, y que dan lugar a una compensación económica por ruptura.

En la siguiente publicación, profundizaremos acerca de las consecuencias patrimoniales derivadas de los alimentos, vivienda familiar, pensión periódica y compensación económica.

logo-footer

SÍGANOS EN:                    

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR